4 · El Cabañal

El barrio del Cabañal-Cañamelar es un antiguo barrio marinero, que nació gracias a su proximidad al Mediterráneo y más concretamente a la playa de la Malvarrosa. Me ha parecido una zona curiosa e inconfundible por la disposición de sus calles, bastante laberínticas, que los pescadores fueron creando, sin pretenderlo, a medida que iban instalando sus casas lo más cerca posible de la orilla del mar.

Desde hace años se encuentra inmerso en un conflicto urbanístico que enfrenta a vecinos y Ayuntamiento, pues este último pretende demoler parte del barrio, patrimonio histórico, para prolongar la Avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

Ya en el siglo XIX, el barrio se convirtió en objeto de deseo de la burguesía valenciana, que comenzó a construir viviendas orientadas más bien al ocio y al descanso. La arquitectura que he podido observar en ellas es del modernismo más vitalista. El azulejo, el color o el adorno floral son protagonistas absolutos, y consiguieron que el Cabañal se alzara como una de las zonas de visita más apreciadas de la ciudad.

Muchos nombres destacados fijaron su residencia entre sus calles, y quizá uno de los más importantes fuera el del novelista, periodista y político Vicente Blasco Ibáñez, figura a la que he tenido el placer de acercarme un poquito. Su antigua casa es ahora un museo al borde del mar que guarda objetos, escritos, retratos y, en fin, toda la historia del autor de ‘Cañas y Barro’. La arquitectura de la casa también es para estudiar, en ella destaca la tribuna con cariátides y pilares jónicos desde la que me he podido asomar a la inmensidad del mar.



Deja tu comentario